Mioma uterino, no es cáncer.

Cuando a una mujer se le menciona la palabra mioma y que esta en su útero, esta cree que tiene cáncer cervico-uterino y se asusta mucho con el diagnostico, si embargo el mioma no es cáncer y el por eso el nombre del articulo.

¿Qué es el mioma?

El mioma uterino también es conocido por otros nombres, como leiomioma o fibromioma.

Un mioma es un tumor benigno, si así como lo leen es un tumor, ahora la diferencia es que son tumores no cancerosos (benignos) que se desarrollan en el útero.

Se desarrollan específicamente por la proliferación patológica de las fibras musculares lisas del miometrio. (El miometrio, es la capa muscular intermedia, que constituye el grueso del espesor de la pared del cuerpo uterino)

¿Porque se forman?

El porque se forman aun es desconocido. Hay una relación en el crecimiento, que parece depender de la hormona estrógeno. La influencia hormonal en los miomas parece clara si tenemos en cuenta que la aparición y desarrollo de los miomas está muy relacionada con la edad fértil de la mujer, en cambio durante la menopausia se produce una regresión de éstos, aunque no lleguen a desaparecer.

Probablemente su aparición se trate de cambios genéticos adquiridos por las células del miometrio que posteriormente se ven influenciadas por promotores (hormonas) y efectores (factores de crecimiento).

Los miomas son masa de consistencia dura, habitualmente redondeados, de aspecto fasciculado y bien delimitado del miometrio sano, aunque no están encapsulados. Los miomas pueden ser únicos o múltiples, siendo esto último lo más frecuente. También su tamaño puede ser muy variable encontrándose miomas de pocos centímetros hasta miomas que llegan a alcanzar varios kilos de peso.

La localización más frecuente de los miomas es el cuerpo uterino. Se calcula que sólo un 10% aparecen en el cuello del utero.

Diferenciamos tres clases de miomas en función de su localización dentro del cuerpo uterino: miomas subserosos, miomas intramurales y miomas submucosos.

Síntomas:

Varían de acuerdo a su ubicación, tamaño y cantidad de miomas presentes. Estos incluyen:

  • Menstruación irregular
  • Menstruaciones abundantes, prolongados y a veces expulsando coágulos
  • Dolor en la pelvis, presión o pesadez
  • Dolor en la parte baja de la espalda;
  • Dolor en la parte de atrás de las piernas debido a que los miomas presionan los nervios (poco común)
  • Dolor durante las relaciones sexuales;

Mioma y Fertilidad

La afectación de la fertilidad en las mujeres con miomas esta muy discutida. Pues se ha asociado la presencia de miomas submucosos con una disminución de la fertilidad.

Los mecanismos por los que los miomas producirían infertilidad son:
- Alteración del endometrio que produce dificultad para la implantación.
- Deformidad de la cavidad uterina que puede interferir con el transporte del espermatozoide.
- Alteración de la contractilidad uterina.
- Persistencia de sangrado o coágulos intracavitariosque alteran la implantación
.- Obstrucción del oviducto.
Es por eso la importancia de realizarse un chequeo medico preconcepcional, antes del embarazo.

Diagnostico


Se puede realizar una ecografía transvaginal o una ecografía pélvica para confirmar el diagnóstico de miomas. También se ha utilizado una resonancia magnética de la pelvis para confirmar el diagnóstico.

Si esto sumamos una exploración por parte del especialista también se puede realizar, pues uno de los signos en un útero globuloso y aumentado de tamaño, de forma irregular.

Tratamiento

No todos los miomas requieren un tratamiento, pues hay una alta frecuencia de miomas asintomáticos, y estos quedan en observación.

Los miomas sintomáticos deben ser tratados; el tamaño del mioma es una indicación relativa de tratamiento, en miomas de gran tamaño está indicada la resección del tumor.

En los casos en los que el mioma crece rápidamente también está justificado el tratamiento.

Las pacientes que no necesitan de tratamiento, ni médico ni quirúrgico deberán tener un seguimiento, lo más habitual es realizar revisiones periódicas cada 6 meses. Si el mioma permanece estable los controles podrán espaciarse. Durante la menopausia es frecuente que los miomas involucionen, es decir se vuelvan pequeños.

Recuerden acudir a sus controles habitualmente. ;)


Bibliografia:

  • http://www.medigraphic.com/pdfs/abc/bc-2009/bc094h.pdf
  • http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0034-74932011000400017
Be Sociable, Share!

Acerca de Brunis Medel Caris

Matrona
Esta entrada fue publicada en Educación Sexual, Salud y Sexualidad y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Connect with Facebook

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>