Depresión postparto

La mayoría de las veces se considera el embarazo y parto como un proceso maravillo en la vida de la mujer y sin mayores problemas, no obstante se ha demostrado que entre el 30 y el 40% de las gestantes presenta algún síntoma de depresión y un 10% de ellas evolucionan en forma grave, requiriendo tratamiento psicológico y farmacológico.

Existen tres tipos de alteraciones que pueden presentarse en el posparto: Disforia,
Depresión y Psicosis .

  1. La Disforia Posparto:
  2. es un cuadro leve y autolimitado (50-75%), aparece más tempranamente que la depresión, entre la 1ª y la 2º semana, su duración habitual va de horas hasta 10 días. Es un cuadro de alta frecuencia, que afecta a cerca del 60 % de mujeres en puerperio. Caracterizado por labilidad Emocional, angustia, alteraciones del sueño, irritabilidad y fatigabilidad. Requiere fundamental manejo ambiental, psicoeducación a paciente y familia; generalmente no requiere tratamientofarmacológico. Si este cuadro se prolonga por más de 2 semanas hay que sospechar y evaluar el desarrollo de un Episodio Depresivo Posparto.

  1. La Psicosis Posparto: es un cuadro severo, poco frecuente (0,1 a 0,2%) y dramático, aparece en las primeras 48 horas hasta 2 semanas postparto y presenta riesgo de suicidio e infanticidio. Requiere hospitalización y manejo de especialidad a la brevedad y se le considera un indicador pronóstico de patología mental severa.
  1. La Depresión Posparto: (10-15%), mantiene los mismos criterios diagnósticos de depresión mayor. Es un cuadro que puede iniciarse en la 3ª a 4ª semana postparto hasta un año después, encontrándose un peak de presentación en las semanas 8 a 12 post parto. Requiere tratamiento y puede cursar con síntomas severos en una de cada 10 puérperas.

Se dispone de escasa evidencia que sustente una base biológica para este trastorno; en cambio, los estudios señalan la importancia de elementos psicosociales, como el antecedente depresivo, conflictos maritales, eventos vitales, apoyo social insuficiente y ambivalencia acerca del embarazo. En un estudio, de 14 mujeres que contemplaron la posibilidad del aborto durante la gestación, 13 presentaron depresión post parto.
Los antecedentes depresivos familiares o personales son muy importantes, y por supuesto, las mujeres con mayores problemas de adversidad (socioeconómica, etc.) están más expuestas a presentar estos cuadros. En un estudio realizado, por el Dr. Gregorio Evans y cols (2003), en el Sistema Público de Atención de Salud, sobre factores de riesgo en la Depresión Posparto, se señala que un 66,6% de las pacientes con patología durante el embarazo, presentaron depresión posparto, en tanto que sólo un 26,37% de las pacientes sin patología, presento depresión posparto. Un 60% de las madres con hijos hospitalizados durante el período de recién nacido o lactante se deprimió posteriormente, en comparación con un 27,47% de madres con recién nacidos sanos que presentaron depresión. Finalmente, un 71, 42% de las mujeres con antecedente de depresión previa, presentaron en el puerperio depresión, siendo este último factor el con mayor asociación de riesgo.

Queda de manifiesto que sobre la salud mental en nuestro país queda mucho por hacer, y es por esto la pesquisa precoz por medio de los profesionales de la salud y del entorno de la madre es muy importante.

Algunas madres que presentan problemas emocionales en el post parto con frecuencia han tenido conflictos interpersonales durante el embarazo. Un factor de protección está constituido por una buena relación de pareja, que incluya confianza, fidelidad y estabilidad.

Tanto la madre como el cónyuge tienen aprensiones respecto de la salud del hijo y sobre la capacidad para brindar una buena crianza. Analizar estos temas en conjunto ayuda a aliviar la ansiedad, sobre todo en el primer embarazo. De aqui la importancia de una buena comunicacion entre los futuros padres, y si no fuera asi, que la madre tenga una buena red de apoyo durante su embarazo.

Los hijos de madres con Depresión PostParto desarrollan relaciones de apego inseguro con una frecuencia significativamente mayor que los hijos de madres sin depresión, una mayor frecuencia de trastornos conductuales, de accidentes, de ingresos hospitalarios y un mayor riesgo de maltrato infantil.

En términos generales el tratamiento implica la consideración de farmacoterapia, apoyo psicoterapéutico y acción sobre la red de apoyo sociofamiliar. Dentro del aspecto no farmacológico del tratamiento se incluyen medidas de manejo ambiental, técnicas de relajación, suspensión de cafeína, nicotina y alcohol, conjuntamente con psicoterapia. Con respecto al tratamiento farmacológico un aspecto particular de la depresión es la necesidad de cautelar los aspectos relacionados con la lactancia y la relación con el bebe.

La Escala de Depresión Postnatal de Edimburgo es una herramienta fácil de aplicar, bien aceptada por los profesionales de salud y por las madres, y que permite aumentar significativamente la tasa de detección de síntomas depresivos.


1. He podido reír y ver el lado bueno de las cosas:
0 Tanto como siempre
1 No tanto ahora
2 Mucho menos
3 No, no he podido

2. He mirado el futuro con placer:
0 Tanto como siempre
1 Algo menos de lo que solía hacer
2 Definitivamente menos
3 No, nada

3. Me he culpado sin necesidad cuando las cosas marchaban mal:
3 Sí, casi siempre
2 Sí, algunas veces
1 No muy a menudo
0 No, nunca

4. He estado ansiosa y preocupada sin motivo:
0 No, nada
1 Casi nada
2 Sí, a veces
3 Sí, a menudo

5. He sentido miedo o pánico sin motivo alguno:
3 Sí, bastante
2 Sí, a veces
1 No, no mucho
0 No, nada

6. Las cosas me oprimen o agobian:
3 Sí, casi siempre
2 Sí, a veces
1 No, casi nunca
0 No, nada

7. Me he sentido tan infeliz, que he tenido dificultad para dormir:
3 Sí, casi siempre
2 Sí, a menudo
1 No muy a menudo
0 No, nada

8. Me he sentido triste y desgraciada:
3 Sí, casi siempre
2 Sí, bastante a menudo
1 No muy a menudo
0 No, nada

9. He estado tan infeliz que he estado llorando:
3 Sí, casi siempre
2 Sí, bastante a menudo
1 Sólo ocasionalmente
0 No, nunca

10. He pensado en hacerme daño a mí misma:
3 Sí, bastante a menudo
2 Sí, a menudo
1 Casi nunca
0 No, nunca

Anote el puntaje que obtiene en cada una de las 10 preguntas y súmelas. Si obtiene 11 o más puntos, existe la posibilidad de padecer una depresión y debería consultar a su médico-obstetra o un médico-psiquiatra.

En este video La psicóloga clínica Jimena Miranda aborda el tema de la depresión post parto y aconseja a una televidente.

Bilbiografía:

Be Sociable, Share!

Acerca de Brunis Medel Caris

Matrona
Esta entrada fue publicada en Embarazo, Post-Parto y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Connect with Facebook

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>